DÍA 6 SPARTAN RACE E INVASIÓN ZOMBIE

Hoy nos hemos levantado con mucha energía, y como somos muy bailongos hemos comenzado la asamblea haciendo batallas de baile. ¡Menudo ritmo tienen nuestros chicos!

Menos mal que habíamos desayunado fuerte, porque no sabíamos que lo que nos esperaba era la prueba más dura que os podáis imaginar “La Spartan Race”, se trata de un recorrido en el que tenemos que superar prueba tras prueba, tales como carreras de sacos, de carretilla, obstáculos etc. Si conseguíamos superarla ganábamos puntos llamados Spartans, pero en esta ocasión no había premio individual sino que necesitábamos sumar los puntos ganados por todos los participantes del campa para conseguir alcanzarlo.

 Como el objetivo era muy ambicioso también podíamos apostar algunos de los Spartans ganados para intentar obtener más, pero toda apuesta supone un riesgo así que hemos tenido que pensárnoslo muy bien y tener en cuenta muchas variables porque a pesar de que la televisión y las redes sociales no hagan más que invitarnos a apostar la realidad es que la probabilidad de ganar no es la que nos hacen creer. Al final hemos llegado a la conclusión de que merecía más la pena esforzarse mucho en superar las pruebas, y nos ha funcionado porque el premio ha sido nuestro.

Después de esta agotadora mañana comimos ensaladilla rusa, pescado, ensalada yogur y fruta.

Por la tarde después del tiempo libre hemos ido al pantano a montar en hidropedal y a la piscina. Y luego hemos podido hacer un taller de camisetas en el que las hemos teñido, personalizado y dejado preciosas.

También hemos empezado a hacer los anuarios del campamento para que nuestros compañeros puedan empezar a firmarlos, que si no el último día con las prisas muchos se olvidan de hacerlo.

Cuando estábamos terminando de cenar hemos oído unos ruidos raros y de repente uno de nuestros monitores ha entrado muy nervioso al comedor porque…¡Una epidemia zombie había invadido nuestro campamento! Solo una persona logrará escapar sin infectarse, tenemos que intentar salir ilesos. Si un zombie nos toca nos habrá infectado pero al principio la infección es débil y podremos ir al hospital de campaña en busca de una cura. Pero claro…los médicos no dan abasto y solo nos atenderán si durante nuestro escape hemos tenido la suerte de encontrar recursos válidos que están escondidos por todo el campamento en forma de tarjetas de colores.

Si acudimos al hospital con los suficientes recursos los médicos nos harán una prueba y nos retendrán un rato para ver si funciona la cura, si es así podremos volver a intentar escapar de la pandemia.  Pero la cura solo funciona un número determinado de veces, así que si ya nos han infectado tres veces estaremos definitivamente infectados y seremos zombies.

Los zombies infectados tienen que ir de la mano para poder continuar expandiendo el virus. También podemos encontrar por el terreno algunas espadas de globos que funcionan como repelentes para zombies, pero están muy bien protegidas.

Por suerte tenemos unos chicos y chicas muy valientes que han sabido organizarse y enfrentarse a los zombies hasta reducir la epidemia. Nuestro campa vuelve a ser un lugar seguro.

Seguro que muchos estaréis pensando que vuestros chicos lo habrán pasado mal si tenían un zombie persiguiéndoles, pero no os preocupéis que en este campa está todo pensado así que los más miedosos han podido ayudarnos en el hospital de campaña y se lo han pasado genial haciendo pruebas y curando a los compañeros.

Somos todos unos héroes maravillosos pero la verdad es que estamos agotados así que nos vamos a la cama muy orgullosos pero deseando recargar energías para mañana.