DÍA 3 LA FERIA

En nuestro tercer día de campamento no podía faltar nuestro famoso “Buzón marujón” y es que ya es un clásico y los chicos nos lo piden. Se trata de un buzón en el que todos podemos meter cartas, firmadas o anónimas, a nuestros compañeros y monitores. A veces son mensajes de agradecimiento, críticas constructivas o incluso alguna que otra declaración de amor…Todas las mañanas nuestros monitores se encargan de leer en alto durante la asamblea los maravillosos mensajes que se han escrito nuestros chicos. Excepto los que son privados, esos se los entregamos personalmente a su destinatario.

El buzón es un recurso muy útil para trabajar la expresión, la autoestima y el sentimiento de pertenencia a un grupo. Los monitores se encargan también de escribir a nuestros chicos, fomentando todas aquellas conductas positivas que les hacen tan valiosos. Ofrecemos modelos a los chicos, que aprender a valorar a sus compañeros y todo lo que aportan al campamento tanto individualmente como parte importante del equipo.

Además aprendemos a expresar nuestras emociones y sentimientos libremente, ayudándonos a sentirnos más integrados y tranquilos. Todos los años nos sorprende ver lo mucho que les gusta a los chicos esta actividad, y las cosas tan bonitas que salen cuando les damos la oportunidad de expresarse.

También tienen cabida en el buzón las críticas constructivas y las propuestas de cara al funcionamiento del campamento, por eso hemos hecho mucho hincapié en cómo podemos hacer una propuesta de la manera correcta, siendo asertivos y planteando soluciones.

Después de leer el buzón marujón hemos hecho asambleas pequeñas con nuestros monitores de referencia para en confianza poder hablar de cómo nos encontramos en nuestro tercer día de campa, qué cosas nos gustaría cambiar etc.

Después del multitaller hemos caminado hasta el pueblo del Guijo y hemos creado una feria. Para ello nos hemos organizado en diferentes puestos típicos, de manera que cada grupo se encargaba de crear un juego. Nos lo hemos pasado genial participando en la feria, incluso algunas personas del pueblo se han animado a participar. En cada puesto ganábamos garbanzos si conseguíamos superar el juego, y al final podíamos cambiar esos garbanzos por alguna chuche o bebida en el puesto que nosotros mismos habíamos creado. Ah! Y hemos hecho una pasarela y photocall en el que nuestros chicos se lo han pasado de maravilla disfrazándose y posando.

Hemos comido arroz a la cubana, pollo asado, ensalada y sandía. Y después de comer tiempo libre para poder hacer lo que más nos apetezca.

Por la tarde nos hemos transformado en marineros experimentados así que con nuestros barcos de hidropedales hemos surcado las aguas del lago.

Después de atracar en el muelle los arqueros del reino nos estaban esperando para enseñarnos tiro con arco, así que nos hemos tenido que concentrar mucho para aprender las habilidades necesarias para proteger nuestro reino.

Después de cenar uno de nuestros grupos ha disfrutado de una noche realmente mágica gracias a un cuentacuentos basado en teatro de sombras. Nuestros chicos han estado muy atentos mientras les contábamos el cuento de “A qué sabe la luna” y “El elefante encadenado” (Jorge Bucay), ambos son cuentos maravillosos en los que se trabajan valores, la amistad, los miedos…Después hemos hablado sobre lo que habíamos aprendido con los cuentos. Nuestros chicos han hecho reflexiones maravillosas.

Otro de nuestros grupos se ha visto inmerso en plena guerra por el dominio de los reinos de Juego de Tronos. Nos hemos dividido en diferentes casas como los Lannister, Stark…cada casa se situaba en una esquina del terreno, y cada participante llevaba el estandarte de su casa en una tela enganchada a la ropa. Por turnos debían conseguir llegar al centro de la pista para conseguir puntos y recursos para hacerse con el control de los demás reinos, pero si alguno de nuestros contrincantes nos quita el estandarte tendremos que volver a nuestro reino con las manos vacías. Tenemos que organizar bien la estrategia, así que algunos equipos eligen una estrategia defensiva, en la que prima conseguir llegar a los recursos de una manera segura, mientras que otros prefieren atacar y evitar que los demás consigan puntos. 

Como veis en nuestro campa no paramos, el día ha estado lleno de ferias, juegos, barcos, tiro con arco, cuentos…No sabemos qué aventuras nos esperan mañana pero estamos deseando enfrentarnos a nuevos retos.